Nuestra Historia

El Salvador: Un colegio barnabita que vive con la energía del espíritu

 

En 1953 llegan los primeros padres barnabitas a San Vicente de Tagua Tagua, quienes fueron acogidos cariñosamente por don Miguel Bustamante Arenas. Se trata de los sacerdotes Lorenzo Baderna y Ubaldo Fior quienes fueron primeros en pisar suelos sanvicentanos.
Ese mismo año en el mes de marzo se inaugura el año escolar con una matrícula total de 43 alumnos. El sueño de Salvador Correa, primer benefactor del colegio comienza a ver la luz.
Así, nace una historia que por más de seis décadas ha transformado la vida de miles de niños y jóvenes del valle del Cachapoal.
En enero de 1954 comienza la construcción del edificio que hoy alberga a la comunidad educativa del colegio fundado por Don Salvador Correa Ovalle, obras que en su oportunidad fueron visitadas por el Superior General de los Padres Barnabitas, Padre Emilio Schot .
En junio de 1955 quien fuera el primer Cardenal de Chile, Don José María Caro, bendice la primera parte del edificio.
Pasaron 25 años y el colegio celebró sus bodas de oro, esta vez con la presencia del Cardenal Arzobispo de Santiago Monseñor Raúl Silva Henríquez.
Un nuevo hito marca la historia de nuestro colegio: en agosto de 1977 en la Parroquia Santa Sofía de Santiago, se ordena el primer sacerdote barnabita en Chile. Se trata del exalumno del colegio Ángelo Leita Torresani, quien con el tiempo llegó a ser rector del establecimiento.
En 1990 nace una nueva obra barnabita que beneficiaría a los alumnos que partieran a Santiago a realizar estudios superiores. Se trata del pensionado universitario San Antonio María Zacaría, ubicado en la calle García Hurtado en la comuna de Santiago Centro.
Sin embargo cinco años más tarde, la tristeza invade a la comunidad escolar y religiosa. El día 10 de diciembre de 1995 fallece en el Colegio el Padre Cristóforo Colombo, uno de los religiosos más queridos y recordados por la comunidad educativa. Todo un pueblo se volcó a despedirlo.
Un nuevo sueño comienza a hacerse realidad: en julio de 1996 al fin comienza la construcción de la tan anhelada capilla, la que fue inaugurada un año después, un 5 de julio, en el día del Fundador.
Los anteriores son hitos recordados por quienes han forjado la historia de una institución ampliamente respetada por los habitantes de la ciudad de San Vicente de Tagua Tagua.
Durante su historia el colegio El Salvador ha marcado importantes hitos en la ciudad, la región y el país. La formación de grandes hombres, profesionales, padres de familia; y también nuevas vocaciones religiosas, han convertido a este colegio en un gran referente para las futuras generaciones.
Hoy, el colegio es administrado por la Fundación Educacional Colegio El Salvador.
Con un proyecto educativo inclusivo y abierto a la comunidad, El Salvador mira hacia el mañana con la energía del Espíritu de Dios y siempre basando sus principios y valores en el evangelio de Cristo.
Con 63 años de trayectoria el colegio El Salvador se abre a los cambios que se vislumbran en el horizonte e invita a sus queridos alumnos a soñar el mañana y vivir el presente conforme a la visión que tuvo San Antonio María Zacarías y el espíritu barnabita.